Más de 30 ideas para un jardín de invierno

Los patios de luz son perfectos para convertirlos en un jardín de invierno. El ejemplo que publicamos nos permite demostrarlo. Agradecemos a nuestra amiga Marcela por acceder a compartir con ustedes estas imágenes y brindarles más de 30 ideas.

Este jardín cuenta con muchos detalles, con elementos antiguos reciclados, con piedras pintadas, con adornos de cerámica, con sombreros, palo de agua, jarrones pintados a mano o decorados con hilos.... pero vayamos por parte y explicando cada imagen.



Este jardín de 15 metros cuadrados se ingresa por dos puertas ventana. Una de las paredes ha sido texturada asemejando piedra. Como pueden observar en la foto lateral se reutilizó una vieja bañera, convirtiéndola en un gran macetón. Las macetas pintadas son cajas de baterías de auto, pintadas en color bermellón y a las que se les colocó pequeñas ruedas para permitir su movilidad.
Las macetas poseen adornos que acompañan las diferentes plantas. Así pueden ver un par de palomas de cerámica, una rana, mariposas y libélulas realizadas con elementos plásticos.



Una de las paredes posee un poster en su totalidad en el que se observa una cascada acompañada de un verde follaje. Con caños de PVC pintados en naranja se creó una baranda. Las macetas de forma cuadrada también se pintaron en color bermellón.
Helechos, palmeras arecas y monstera deliciosa acompañan ese sector, fusionándose con la imagen del muro.
Observen dos detalles: El nido colgante de la izquierda de la imagen y el palo de agua que adorna el lateral derecho. Ya lo volveremos a ver en los detalles.

Esta es la vista de los dos extremos
longitudinales del templo floral del hogar.


Ahora seguimos con más elementos inspiradores, que son lo más sabroso de este artículo y se van a sorprender.

En primer plano podemos observar un revistero convertido en porta-macetas y un tronco lijado y pintado con la imagen de un gato.
También observamos mariposas y libélulas en barillas que adornan las plantas; en el fondo de la imagen (a la izquierda), una piedra ovalada fue pintada en forma de bichito de San Antonio.








Troncos pintados y barnizados sirven de expositores de las divertidas ranas de cerámica.

En primer plano, una piedra pintada nos hace pensar en el caparazón de una tortuga.



En este rincón, la pared fue adornada con gorros de paño.
Una mesa antigua y pequeña sostiene botellones pintados a mano y adornados con hilo sisal.
Uno de los botellones fue decorado con girasoles de tela.
Una pava pintada acompaña el conjunto.













Existen dos macetas colgantes, realizadas en hilo sisal con puntos macramé.
Un pequeño placar, tiene en sus puertas dos rostros tribales.
Del postigo de una de las puertas ventana cuelga una lechuza de madera sobre una rama.











Con la estructura de una antigua lámpara se transformó en esta jaula abierta que contiene plumas y un pajarito a modo de nido, mientras un tucán tallado en madera lo observa.


Ahora veamos los superdetalles: El adorno con tres garzas sobre la pared y una casita de pájaro con forma de rombo (colgante). Las paloma y la rana de cerámica aumentados para ver como se apoderaron cada uno de su maceta y una tortuga de cerámica que no tiene que preocuparse por buscar un lugar para hivernar. 


Del techo de vidrio, pende una antigua jaula con un loro de cerámica en un aro. En el sector superior de la pared texturada un aplique de un pato. El nido realizado con ramas frescas y una bola de telgopor (poliestireno expandido) hasta adquirir su dureza, tiene pequeños huevos (vacíos). Un llamador con plumas y cuentas también está suspendido del techo de vidrio.


Por último, les comento que esta familia en un viaje al sur de la Argentina, encontró una serie de cascarudos  muertos. Los guardaron en frascos. Los de caparazón liso los pintaron, los cascarudos torito o rinoceronte los dejaron en su color original. Todos fueron barnizados (con barniz en aerosol). La guarda que observan sobre la pared son los cascarudos pintados y barnizados. Fueron pegados usando una pistola de silicona.


Los cascarudos torito o rinoceronte, fueron pegados en un trozo de tronco pintado, junto a mariposas.


Esperamos que alguna de estas ideas te permitan reutilizar elementos para formar tu jardín de invierno.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...