Macramé


Dicen que lo que uno aprende de pequeño no se olvida nunca. Hace unos cuarenta años, mi abuela me enseñó una serie de nudos, que ella realizaba en hilos de seda (para confeccionar carpetas o caminos de mesa) y que yo usé para hacer bolsas (con hilo sisal y partiendo de manijas de madera). Esos fueron mis primeros pasos en macramé.

Macramé es el arte de hacer nudos decorativos. Macramé es una palabra de origen francés que significa nudo, y que a su vez deriva de la palabra turca (makrama), y esta proviene de una persa (mikrama), teniendo en todos el mismo significado.
Hacia el año 2300 a.C., pueblos como los persas y asirios utilizaron este arte. De allí pasó a los árabes que lo llevaron a Europa, y de esta última llego a América.
Si bien existen una cantidad de 50 tipos de nudos diferentes, algunos básicos permiten realizar bolsas, maceteros, lámparas, tapices, adornos y cortinas. Los materiales que se usan son el algodón, yute, lino o fibras naturales. Para sujetarlo se usa normalmente un palo de madera.
Algunos de los llamados "puntos" macrame son por ejemplo: el chevron, el mazorca, el diagonal, el zig zag, el nudo del cabo, el nudo simple, la doble trenza, la trenza, nudo plano, nudo infinito, etc.



El trabajo de hoy es un adorno que se puede realizar tanto en hilo de algodón como con hilo sisal. El sisal es una planta (Agave sisalana) que tiene una rigidez en sus fibras y por tal motivo es utilizada tradicionalmente en la fabricación de cordeles, cuerdas y dianas. El término puede referirse tanto a la planta o a la fibra, según el contexto.
Si nunca hiciste macrame comenzar con un hilo o cordón grueso (en este caso sisal) será mucho más sencillo, para que luego puedan pasar a usar hilos mucho más finos.
Comenzaremos buscando una rama seca que servirá de punto de partida para colocar los lazos que necesitamos.


Estos son algunos de los nudos básicos, pero del cual parten muchas otras figuras. En primer lugar ven la forma de montar los puntos, la línea azul puede ser una varilla de madera, como varios hilos estirados.
El nudo cuadrado o plano esta en colores para poder seguir el diagrama.


Este punto cuadrado puede usarse de diferentes maneras. En la primer imagen lo vemos alternado (intercalado con otras hebras laterales). En la trenza nudo plano, lo que se hace es que el lazo (rojo en la imagen superior), que paso por delante de las dos hebras, en el próximo nudo pasara por detrás de las dos hebras. De esta forma nos quedará un nudito a la derecha, a la izquierda, a la derecha, a la izquierda (sucesivamente). Mientras que en el nudo retorcido siempre se colocó  la hebra (roja del ejemplo anterior) por arriba. Esto hace que todos los nuditos queden del mismo lado y el trenzado se va girando (retorcido).

Los hilos serán cortados antes de iniciar la labor, calculando de antemano su medida aproximada. El siguiente cálculo varía según el tipo de nudo:
Para la labor conformada por una cadena de nudos planos, a la medida de la labor terminada se le multiplica por 8; por ejemplo, para trabajar 10 cm. de nudos planos sucesivos (cadena de nudos planos), montando los hilos con nudos dobles, se necesitarán hilos de 80 cm. cada uno, que al montarse en el porta nudos o guía quedarán de 40 cm.
Para labores que incluyan nudos de festón o labores muy caladas, a la medida de la labor terminada se le multiplica por 14. Según la cantidad de nudos festón a utilizar en la labor, se variará el cálculo de la multiplicación entre 12 y 16.
El ancho de la labor queda automáticamente determinado con el montaje de todos los hilos, procurando que no queden muy pegados los unos a los otros; más o menos el espacio a dejarse es el del grosor del hilo de la labor.

Con esta técnica puedes hacer no sólo adornos, sino también portamacetas, pulseras, llaveros, etc.

Lechuza con macramé.

Detalle de las alas con trenza nudo plano.
Cuerpo de la lechuza con nudo plano alternado.

Búho en macramé con hilo sisal de Tutorial de Artesania.
Detalle de ojo con botones y trozos de hilo sisal.

Nota importante en caso de utilizar hilo sisal: al terminar el trabajo este queda sin brillo. Llevalo a algún lugar ventilado. Cuélgalo de un alambre. Acerca una llama de encendedor. Se quemarán únicamente los pelos desprolijos del hilo sisal, no el tejido. Te quedará brillante como si lo hubieses barnizado.

Para seguir leyendo:
http://tecnicademacrame.blogspot.com.ar/
http://en.wikipedia.org/wiki/Sisal
http://estimulosmusicales.blogspot.com.ar/2013/07/artesanias-juguetes.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...