Restaurando un espejo

Agradecemos el aporte de este post, a la Fileteadora Sandra Stanziani 

Restaurar nos ayuda a otorgarle un nuevo uso a objetos que estaban inutilizables. En este caso un perchero antiguo fue restaurado para una habitación infantil.
En el proceso, se quitaron los herrajes. Posteriormente se pasó un removedor de pintura o decapante químico que permite dejar la superficie al desnudo. Al retirar la pintura anterior completamente, logramos que la nueva capa no se cuartee o salte.
Los decapantes se dejan actuar entre 15 y 20 minutos (según la marca del producto) y cuando la pintura se agloba se quita con espátula, siguiendo la veta de la madera.
Los restos de pintura se lijaron. Una vez limpia la base, se cubrieron los bordes del espejo con cinta de papel engomada y se colocaron dos manos de esmalte sintético.
Con respecto al espejo propiamente dicho, se encontraba en estado natural envejecido. En este caso, la opción que utilizó la Fileteadora fue realizar una guarda de flores, hojas y moño cubriendo los sectores afectados.


Proceso de restauración


Fuente:
También pueden ver más de los trabajos realizados por Sandra Stanziani en
En Facebook 
Galería en Flickr
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...