Aprendiendo a restaurar muebles

Ya les comenté en el post anterior que el desafío era darle una vida nueva a muebles antiguos. Ahora les muestro lo que logré en este primer intento.

Mesita de noche con aire francés

El mayor inconveniente a la hora de restaurar, es cuando el mueble ya ha sido pintado en otra ocasión. Aquí el proceso comienza usando un removedor de pintura en gel y lija fina, a fin de quitar los restos de pintura hasta llegar a la madera en su estado natural.
Se usan guantes y pincel para esparcir el removedor. La pintura comenzará a despegarse de la madera y con una espátula se retira. Los restos de hendiduras o relieves de la madera, se lijan a fin sacar cualquier otra partícula de pintura.  Se lava el mueble y se seca para retirar el polvo y residuos. Se deja secar.
En el caso de esta mesita no se pudieron sacar los herrajes, ya que corría el riesgo de romper la madera. Lo ideal, es quitar cualquier herraje, que facilita el proceso de pintura posterior.
Primeros pasos para remover pintura de un mueble.
La mesa tenía un desnivel en la tapa superior. Fue pegado con cola de carpintería para sellarla.
Se dieron dos manos de pintura, siguiendo la veta de la madera (en el mismo sentido).

Segunda etapa, con dos manos de pintura del mueble.
Por último, y para realzar el bajo relieve central de los cajones y líneas laterales, se patinó con betún de judea dichos sectores.


Mesita de noche vintage de Tutorial de Artesania.
Ya que me encontraba tan contenta por el resultado, pinte lo siguiente:


Un par de sillones para el mismo dormitorio.

Una mesa ratona y un baúl para otro sector de la casa
en color blanco y verde agua.

Esperamos que les guste la propuesta y le den una segunda oportunidad a esos muebles olvidados.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...